miércoles, 14 de diciembre de 2016

Tabla periódica de elementos ortográficos

martes, 6 de diciembre de 2016

PISA 2015

493 en ciencia, 496 en lectura, 486 en matemáticas. Estas son las notas que los escolares españoles consiguieron el 2015 en PISA, el examen de la OCDE que se ha convertido en el estándar más usado en todo el mundo para medir el rendimiento de los diferentes sistemas educativos. Las notas son mejores que en las últimas ediciones de PISA y, además, nos hemos acercado a los líderes.

Según el resultado publicado esta semana por la OCDE, en los últimos años las notas de los adolescentes españoles (la prueba se hace a los 15 años) han subido. Los recortes, si los hubo, se produjeron antes de PISA 2015 y, sin embargo, los resultados nos dicen que este ajuste presupuestario no hizo que los estudiantes españoles empeorasen en relación con los de otros países.

En cada edición hay pruebas en las tres disciplinas, aunque una de ellas recibe una atención algo más detallada. En 2009 fue Lectura, en 2012 Matemáticas y en 2015 ha sido Ciencia. Los exámenes se realizan cada tres años y participan más de medio millón de jóvenes en hasta 72 países. En España, participaron 37.000 alumnos de 980 centros de todas las comunidades autónomas.

Las pruebas intentan medir habilidades: capacidad para comprender un texto, análisis de un experimento científico, dominio de las técnicas matemáticas básicas… El objetivo es medir la madurez de los alumnos y su capacidad para aplicar en su vida diaria las enseñanzas de la escuela.

Los resultados están resumidos en el siguiente cuadro. Los países están ordenados según su nota en Ciencias. Como vemos, los mejores son Singapur, Japón, Estonia, Taiwan, Finlandia, Canadá, Vietnam, Corea del Sur, Nueva Zelanda y Eslovenia. También algunas ciudades chinas tienen muy buenos resultados (Hong Kong, Macao, Pekín, Shanghai…).



Mientras, España está en la media. En Ciencia sacamos 493 puntos, exactamente la misma nota media de la OCDE. En Lectura, incluso estamos un poco por encima, por primera vez en la historia de PISA, con 496 puntos frente a 493 de media de la OCDE. En Matemáticas caemos hasta los 486 por 490 de media en la OCDE. Tenemos por delante a países europeos con una renta per cápita bastante inferior a la nuestra: Estonia, Eslovenia, Portugal… Estamos en el mismo nivel que países con un PIB más elevado que el nuestro como EEUU, Austria, Suecia o Francia, por ejemplo.

Quizás éste sea el PISA que permita una valoración más optimista para nuestro país de todos los hechos hasta el momento desde el año 2000. Porque la OCDE no sólo mide el resultado absoluto, sino que también lo compara con el resultado de años anteriores. España es uno de los pocos países que mejora en las tres categorías: 2 puntos cada tres años en Ciencia, 7 puntos en Lectura y 1 en Matemáticas. Seguimos teniendo un agujero en esta última materia, pero en Lectura ya estamos por delante de la media de la OCDE. Si comparamos con 2012, último examen PISA, los resultados en España pasan de 488 a 496 en Lectura; de 484 a 486 en Matemáticas; y de 496 a 493 en Ciencia.


Por comunidades autónomas, destacan otra vez las notas de Castilla y León, Navarra, Madrid y Galicia. Estas regiones consiguen puntuaciones que las situarían al nivel de los mejores países. Por ejemplo, en Lectura, los 522 y 520 puntos de castellano-leoneses y madrileños les harían colocarse sólo por debajo de Finlandia en toda Europa y en el top 5 de PISA, sólo por detrás de los mejores sistemas, como Singapur o Canadá. En el lado negativo, permanecen los sospechosos habituales de la educación española: Extremadura, Canarias y Andalucía. En esta comparación, destacan las malas notas del País Vasco, que hasta esta edición era una de las regiones con un nivel más alto.



En cuanto a las diferencias por sexo, España mantiene más o menos las mismas constantes del resto de países. Así, en Lectura, las chicas superan a sus compañeros de clase en todos los países analizados. De hecho, la media en la OCDE es de 27 puntos a favor de ellas y en España es algo menor (20 puntos). Mientras, en Matemáticas y Ciencias, pasa al contrario y los chicos superan a las chicas en la mayoría de los sistemas educativos. Por ejemplo, en España, en Ciencia, el tema central de PISA 2015, los alumnos varones sacan 496 puntos y sus compañeras se quedan en 489.

















.







lunes, 5 de diciembre de 2016

Billete de 50 libras

sábado, 3 de diciembre de 2016

El salario mínimo en España

La curva de la evolución del salario mínimo experimentará la mayor subida en 30 años con un incremento del 8% aprobado para 2017, hasta los 707,6 euros mensuales. Hasta el momento, la cuantía la ha fijado el Gobierno cada año previa consulta con las organizaciones sindicales y empresariales más representativas, y teniendo en cuenta IPC y las circunstancias económicos. Sin embargo, para los años 2018, 2019 y 2020, este indicador se fijará con la patronal y los sindicatos, tendrá carácter vinculante y una fecha tope para su negociación, el 15 de noviembre.

El salario mínimo se creó en 1963 y se mantuvo congelado durante los tres años siguientes. A partir de 1967 se ha ido actualizando anualmente, salvo entre 1976 y 1979, años en los que se subió dos veces cada ejercicio por el elevado aumento de la inflación. En 1980, con la aprobación del Estatuto de los Trabajadores se estableció su revisión anual, previa consulta con las organizaciones sindicales y patronales más representativas. Desde 1982 el Consejo de Ministros ha fijado el salario mínimo para el ejercicio siguiente en su última reunión del año.

En el salario mínimo se computa únicamente la retribución en dinero, sin que el salario en especie pueda, en ningún caso, dar lugar a la minoración de la cuantía. Este salario se refiere a la jornada legal de trabajo en cada actividad (máximo de 40 horas semanales en cómputo anual), sin incluir en el caso del salario diario la parte proporcional de los domingos y festivos. Si el contrato es a tiempo parcial se percibirá la prorrata que corresponda a la jornada establecida.

Dentro de Europa, el salario mínimo varía enormemente de un país a otro. La brecha salarial europea queda patente con las diferencias existentes entre el país que tiene establecido el más alto frente al más bajo. Por ejemplo, en Luxemburgo está fijado en 1.923 euros frente a los 155,71 euros de Albania, tal y como se desprende de los últimos datos publicados por Eurostat.

Año SMI Día SMI Mes
---- ------- --------
2017 23,59 € 707,60 €
2016 21,84 € 655,20 €
2015 21,62 € 648,60 €
2014 21,51 € 645,30 €
2013 21,51 € 645,30 €
2012 21,38 € 641,40 €
2011 21,38 € 641,40 €
2010 21,11 € 633,30 €
2009 20,80 € 624,00 €
2008 20,00 € 600,00 €
2007 19,02 € 570,60 €
2006 18,03 € 540,90 €
2005 17,10 € 513,00 €
2004 15,35 € 460,50 €
2003 15,04 € 451,20 €
2002 14,74 € 442,20 €