jueves, 5 de enero de 2017

Bajada del paro

Añoo histórico para el empleo en España. El número de desempleados registrados en los servicios públicos de empleo cayó en diciembre en 86.849 personas respecto al mes anterior. El año cerró con una caída de 390.534 personas respecto a 2015, lo que sitúa el total de desempleados inscritos en 3.702.974 y convierte a 2016 en el mejor año de la serie histórica para el empleo.

Según los datos publicados este miércoles por el Ministerio de Empleo, en comparación interanual la caída fue del 9,54%, lo que supone el descenso más acusado desde 1999. En términos absolutos la caída fue de 390.534 personas, la mayor bajada en un año natural. En términos desestacionalizados, el paro cayó en el mes de diciembre en 49.243 personas.

El año pasado superó a 2015, que cerró con una caída del desempleo de 354.203 personas y se instaló como el mejor año de la serie histórica en cuanto a creación de empleo.

Por sectores económicos, el descenso del paro anual se concentró en el sector servicios (208.053 personas), seguido de la construcción (77.249 personas), la industria (48.009 personas), el colectivo sin empleo anterior (32.569 personas) y la agricultura (24.654 personas).

España suavizó durante el último año los desequilibrios de su mercado laboral. Por un lado, el paro juvenil cayó en el último año en 47.607 personas, lo que supone una reducción del 13,9%, por encima de la media general. Además, también se incrementó el empleo indefinido.

En 2016 se realizaron 1.713.262 contrataciones indefinidas, lo que supone un incremento de 204.097 (13,52%) sobre el ejercicio anterior, según los datos de Empleo. La tendencia se confirmó en diciembre, mes en el que se registraron 122.294 contratos de carácter indefinido, un 13,38% más que en el mismo mes del año anterior.

Por comunidades autónomas, los mayores descensos absolutos fueron para Andalucía (79.897 personas), Cataluña (62.023) y Comunidad de Madrid (46.985), si bien en términos relativos las mayores caídas anuales se dieron en La Rioja (13,08 %), Cataluña (12,03 %), Baleares (11,71 %) y Castilla y León (11,66 %).

Un año histórico
La campaña de Navidad ha supuesto el empujón definitivo para registrar la mayor caída anual de la serie histórica. No hay que olvidar que sectores como la distribución refuerzan sus plantillas durante estos meses para hacer frente a la demanda de los consumidores.

El desempleo rompió además en diciembre con cuatro meses consecutivos de subidas. Aunque se trata de otro sistema de medición, la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada hace escasas semanas, ya reflejó una importante caída del paro durante el tercer trimestre. La tasa bajó del 19% por primera vez en seis años tras un descenso del desempleo de 253.900 personas.

La economía española ha logrado sortear el parón político este año y consolidar su recuperación. La histórica caída del paro, que se produce mientras distintos partidos políticos reclaman la derogación de la reforma laboral, se une a otros indicadores positivos registrados en 2016 como el avance del PIB (se estima que cerrará el año con un crecimiento del 3,2%) o la cifra récord de turistas extranjeros.

Ahora faltan las cifras de la EPA del cuarto trimestre para conocer de forma definitiva en qué tasa cerró el desempleo el año.

2016 pasará a la historia como el año en el que España careció de un gobierno formalmente constituido, puesto que el Ejecutivo del PP se mantuvo en funciones durante cerca de diez meses, hasta finales del pasado octubre, cuando Mariano Rajoy fue investido de nuevo presidente por el Congreso. Sin embargo, el pasado ejercicio también será recordado como el de mayor crecimiento económico y la mayor creación de empleo desde la época de la burbuja crediticia, solo que ahora no hay burbuja, de modo que la actual mejora no solo es real, sino sostenible en el tiempo.

Así pues, el mercado de trabajo acaba de registrar el mejor año de su historia, exceptuando el espejismo del boom inmobiliario, bajo la particularidad de que el Gobierno ha estado limitado en sus competencias.

Caída histórica del paro

En concreto, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) se situó en 3,7 millones de personas a cierre de 2016, tras bajar en 390.534 desempleados en el conjunto del año (-9,54%), su cuarta caída anual consecutivo y la mayor de toda la serie histórica, iniciada en 1996, según los datos publicados este miércoles por el Ministerio de Empleo.


La bajada del desempleo en 2016 es la cuarta consecutiva tras la de 2013, 2014 y 2015, cuando el paro cayó en 147.000, 253.000 y 354.203 personas y contrasta con las subidas experimentadas en el periodo 2007-2012. En 2012, 2011 y 2010, el paro aumentó en 426.364, 322.286 y 176.470 personas, respectivamente, mientras que en 2007, 2008 y 2009 las listas de las oficinas públicas de empleo sumaron 106.674, 999.416 y 794.640 parados más.

Además, la tasa anual de reducción del paro registrada en 2016 (-9,54%) es la más alta desde 1999, y en los últimos cuatro años el desempleo ha disminuido en más de un millón de personas (1.145.749).

A esa cifra de 3,7 millones de desempleados con la que se cerró el año se ha llegado después de que el paro experimentara una caída de 86.849 desempleados en diciembre, un mes caracterizado por las contrataciones en la campaña de Navidad. Pero en términos desestacionalizados, una vez eliminado el efecto calendario, el desempleo también bajó en 49.243 personas en diciembre.

Por otro lado, el paro entre los jóvenes menores de 25 años ha disminuido en los últimos doce meses en 47.607 personas, un 13,9%, por encima de la media general del 9,54% interanual. Por sectores, se redujo en todos ellos, especialmente en los servicios, con 208.053 desempleados menos (-7,6%), y la construcción, donde bajó en 77.249 parados (-17,04%); en la industria el desempleo retrocedió en 48.009 personas el año pasado (-12,2%); en el colectivo sin empleo anterior bajó en 32.569 desempleados (-9,3%); y en la agricultura cayó en 24.654 parados (-12%).

El paro también bajó en todas las CCAA durante el pasado año, sin excepción. Los descensos anuales del desempleo los encabezan Andalucía (-79.897 parados menos, Cataluña (-62.023), Madrid (-46.985) y Comunidad Valenciana (-43.027). Los menores retrocesos los registraron Navarra y La Rioja, con 3.098 y 2.854 parados menos respectivamente. Por último, durante el año 2016 se han realizado 1.713.262 contrataciones indefinidas, lo que supone un incremento de 204.097 (+13,52%) sobre el ejercicio anterior.

La mayor creación de empleo de la década

Y si los datos de paro fueron históricos, los de afiliación no se quedan atrás. La Seguridad Social cerró 2016 con un total de 17.849.055 afiliados, el mayor registro desde octubre de 2009. Pero lo más relevante es que la ocupación registró un aumento medio de 540.655 afiliados (+3,12%), su mejor resultado de la última década. Se trata de la mayor ganancia de cotizantes desde 2006, en pleno pico de la burbuja inmobiliaria, cuando el sistema sumó 609.673 nuevos afiliados, y es la tercera subida anual consecutiva tras la de 2014 (+417.574 cotizantes).

En diciembre, la afiliación creció en 68.531 personas (+0,39%), y, aunque este mes esté influenciado por la campaña de Navidad y el paréntesis natural en actividades como la industria o la construcción, una vez eliminado el efecto estacional, la ocupación también avanzó en 41.438 personas y acumula 36 meses en positivo.

En relación a 2015, la ocupación creció en todos los territorios autonómicos, incluidas las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Destacan Cataluña, con 119.185 afiliados más (+3,88%); Comunidad de Madrid, con 94.753 (+3,30%); Andalucía, con 77.687 (+2,74%) y Comunidad Valenciana, con 61.191 (+3,59%).